| Follow Us: Facebook Twitter Youtube RSS Feed

Wimauma - (español)

Features

Los historiadores trazan las raíces de las comunidades del sur del condado de Hillsborough

Para leer esta historia en inglés, por favor, siga este enlace.
 




Un proyecto que celebra la historia de Ruskin, Wimauma, Gibsonton y otras comunidades en el sur del Condado de Hillsborough está tomando impulso en Hillsborough Community College (HCC) campus SouthShore.

El campus de HCC en Ruskin es un lugar históricamente apropiado para el desarrollo del proyecto, dado que Ruskin fue fundado hace más de un siglo sobre los principios de la educación superior y la expresión intelectual.

Ruskin es sólo una de varias comunidades, incluyendo Apollo Beach y Sun City Center, al sur del río Alafia, que se incluirán en el Southern Hillsborough Historical Connection, un compendio de historia virtual que se está construyendo pieza por pieza en un sitio web de la biblioteca digital de HCC dedicado al proyecto de archivo. El decano de HCC SouthShore, Dr. Craig Hardesty ha abrazado la historia del área desde que se trasladó de HCC campus Plant City a HCC campus SouthShore cuando este último abrió en 2008.

“Yo crecí con la historia”, dice Hardesty, quien nació en Virginia del Oeste con amplia ascendencia familiar de mineros de carbón.

Poco después de convertirse en decano del campus de South Shore, Hardesty fue abordado por un residente de Ruskin que remonta sus raíces a los primeros habitantes de la comunidad.

“Dr. Arthur ‘Mac’ Miller vino a verme poco después de que me convirtiera en Dean en 2013 y comenzó a contarme la historia del área”, relata Hardesty, quien se especializó en matemáticas con concentración en historia en la universidad Marshall [http://www.marshall.edu /home/index.html] de Virginia del Oeste. “Dijo que necesitamos preservar la historia antes de que desaparezca. Nos guste o no, esta área se verá como Brandon en 20 años”.

La historia de Ruskin contiene legado familiar 

Miller sabe muy bien cuánto ha cambiado su comunidad en los últimos años. Ha vivido todos sus 79 años en Ruskin, una comunidad que su abuelo, el Dr. George Miller, ayudó a establecer cuando él y su familia se mudaron de Missouri en 1906. Miller y sus tres cuñados, A.P. Dickman, N.E. Dickman y L.L. Dickman, transformaron miles de hectáreas de bosque, matorral y pantano en una próspera comunidad agrícola, nombrada en honor del ensayista y filósofo social John Ruskin, quien creía en la educación gratuita para las personas de la clase trabajadora.

La oficina de correos de Ruskin fue abierta en 1908, y en 1910 la ciudad fue trazada oficialmente por la organización Ruskin Commongood Society como una cooperativa de “comunidad intencional”. Era la quinta y última ciudad de los Estados Unidos nombrada Ruskin que fue fundada bajo los principios utópicos comunales, y hoy es la única de esas comunidades de principios de siglo que aun existe.

En sus primeros años, la comunidad de Ruskin imprimió su propio dinero llamado scrip, que era redimible en tierra. Mientras tanto, las mujeres podían votar en las elecciones Ruskin casi una década antes de que las mujeres en otros lugares de los Estados Unidos obtuvieran el derecho a votar en 1920 tras la ratificación de la Enmienda 19. El Colegio Ruskin ofreció a los lugareños cursos vocacionales y académicos; Los edificios principales del colegio se quemaron en 1918, y un año más tarde cerró sus puertas después de que Miller, quien sirvió como presidente de la escuela, falleció.

En los años siguientes, Ruskin regresó a sus raíces agrícolas, y se convirtió en el lugar conocido como el “tazón de ensalada nacional”, un lugar donde el tomate, lechuga y otros cultivos se daban en abundancia. Para los años 1950 y 60s, el nombre de Ruskin fue visto en el área de frutas y verduras de los supermercados de St. Louis a Nueva York.

“Ruskin fue el epicentro de muchas innovaciones agrícolas”, dice Miller. Entre ellos el transporte de productos agrícolas listos-para-comer en camiones refrigerados y empacados en papel celofán.

En la década de 1980, Ruskin seguía siendo una comunidad eminentemente agrícola. En 1986, se concluyó la Interstate-75 a lo largo del sur del condado de Hillsborough, y las cosas comenzaron a cambiar.

“Entonces vino la “muerte por interestatal” para las tiendas de caja grande o bodega”, dice Miller, quien recuerda la gran cantidad de pequeños restaurantes, tiendas y otros establecimientos que una vez proliferaron a lo largo de la carretera U.S. 41 y la U.S. 301 en Ruskin y otras comunidades al sur del río Alafia.

El restaurante Coffee Cup Restaurant  (Restaurante La Taza de Café) fue quizás una de las más importantes pérdidas de negocios de Ruskin.

“Era el diario latido del corazón de la comunidad”, comenta Miller sobre el restaurant que Ester y Paul Dickman construyeron en 1927. Localizado cerca de la intersección de U.S. 41 y Shell Point Road, el Coffee Cup Restaurant era el lugar para ir a tomarse un buen café, deliciosas tartas caseras o hasta pollo frito.

En 1911, la familia Dickman construyó la casa en donde Miller vive actualmente. La casa está listada en el archivo histórico nacional de lugares históricos y es un edificio emblemático del condado de Hillsborough. Como era de esperarse, la casa es un punto de orgullo para Miller, quien siguió los pasos intelectuales de su abuelo y sirvió como profesor de literatura británica de New College [https://www.ncf.edu/] en Sarasota desde 1964 hasta 2003.

El esfuerzo de Miller para registrar las raíces históricas de Ruskin no es nada nuevo. Él comenzó a remontarse y seguir la historia de la comunidad desde la década de los 1970s.

“Tengo acceso a una gran cantidad de la historia de la ciudad porque se mantuvo en mi familia”, dice Miller. En la década de 1980, grabó testimonios orales de habitantes y algunos eran de los últimos miembros de la generación fundadora de la comunidad. Con esa primera generación de Ruskin ahora, Miller se siente obligado a obtener los jirones de lo que queda de la historia temprana de Ruskin, incluyendo fotografías históricas de sus pobladores.  

“Tenemos que poner nombres a las caras en estas fotos mientras la gente que las recuerda están todavía aquí”, comenta Miller. “La preservación de la historia local es esencial. Particularmente porque esta parte de Florida es susceptible a huracanes”.

Miller señala un área de su casa donde almacena muchos de sus archivos. "Allá la altura es de tres y medio pies sobre el nivel del mar."

Digitalización de archivo guardará la historia del futuro 

Miller cree que una forma para salvar la historia de la comunidad de los peligros de los niveles del mar, sin dejar de mencionar la expansión suburbana, es con archivos digitales. “La idea es que con la digitalización de esta información en internet es que podemos tener múltiples superposiciones, así que si tenemos una oleada de marea de 10 pies aquí, nuestra historia no está  perdida”.

Hasta hace poco, gran parte de la historia de Ruskin fue almacenada en forma de fotografías y libros de registro de la comunidad encontradas solamente en la casa de Miller. Sin embargo, durante los últimos dos años, Miller encontró a la bibliotecaria Kathleen Braund, una entusiasta archivista en la biblioteca de HCC. Ella ha tomado la causa de la preservación digital de la historia de Riverview, Ruskin, Boyette, Balm y las comunidades cercanas. Braund ha estado trabajando con Miller escaneando digitalmente, o fotografiando cada reliquia histórica que llega a sus manos.

“Dr. Miller tiene muchas cosas”, exclamó Braund, quien se enamoró de la historia del área desde que se mudó de Michigan al sur del condado de Hillsborough en 2009.

Braund dice que ha sumado más de 5,000 artículos a la colección del archivo digital que ha construido en HCC campus SouthShore. Fue un proyecto en el que originalmente comenzó a trabajar además de su trabajo de tiempo completo como bibliotecaria en la biblioteca del colegio. El proyecto creció tanto que llegó el momento en que tuvo que hacer una elección: seguir trabajando como bibliotecaria de tiempo completo o enfocarse en el proyecto de historia.

“Decidí que trabajaría 20 horas por semana en la biblioteca y enfocar mi tiempo y esfuerzos en el proyecto de historia”. Así que, recientemente dejó de ser bibliotecaria de tiempo completo para concentrarse en el proyecto que llevará varios años y en el que le encanta trabajar.

“No considera difícil ninguna parte de este trabajo” dice Braund. “Es divertido. Aprender toda esta historia – es maravilloso que lo pueda hacer”.

Mientras que el proyecto ha sido una labor de amor para Braund, encontrar los recursos para financiar los esfuerzos de investigación y archivo se han hecho difíciles. Así que empezó a buscar ayuda financiera para financiar el proyecto. En abril, aceptó con gratitud un subsidio de $20,000 de la fundación Tampa Bay Community Foundation de Sun City Center para pagar por el equipo para archivar como una cámara, escáner y ordenador. El dinero no cubre todos los gastos del proyecto, pero significa un gran avance hacia la preservación de piezas del pasado.

Estas piezas incluyen una placa del magnate del circo John Ringling; muchos de los artistas del circo vivían en Gibsonton en el invierno, un lugar conocido como el pueblo del espectáculo de Estados Unidos “Showtown U.S.A”, en donde las leyes especiales de zonificación permite a los artistas de circo y a operadores de carnavales tener osos grizzly vivos, montarse en equipos y aparatos de trapecio en su propiedad.

Braund recientemente también fotografió una camiseta conmemorativa dada a quienes asistieron a la ceremonia de inauguración de Sun City Center en 1962. 

Ella está impresionada de que la comunidad de retiro popular, construida en 12 mil hectáreas por el prolífico desarrollador Del Webb, todavía conserva la señalización original en sus calles con nombres de estrellas del cine mudo como Charlie Chaplin, Mary Pickford y Lon Chaney.

Otras reliquias que Braund ha escaneado capturan la historia temprana de Wimauma como el ferrocarril, el desarrollo de Apollo Beach por Del Webb en los 1960s, y el crecimiento de Riverview, fundado a la orilla del río Alafia en 1885. En la colección de archivo de Braund también hay recordatorios de un pasado más lejano del sur de Hillsborough. Estos incluyen fotografías e información y artículos sobre fósiles locales prehistóricos, arte y reliquias de los pobladores originarios de la zona, los artefactos de los exploradores españoles del siglo 16 y recuentos de varios pueblos fantasmas regionales, incluyendo Ross, Perú, Boyette y Balm.

Investigadores, locales y otros interesados en el pasado del área pueden encontrar la colección del archivo en crecimiento en Southern Hillsborough Historical Connection website. “El objetivo es conectar algo acerca de cada comunidad, incluyendo fotos, historia, y cosas de cultura en general”, menciona Braund. 

Braund hizo un llamado a quienes posean algo antiguo o histórico de cualquiera de las comunidades enclavadas en el sur del rio Alafia, para que le dejen saber ya que puede ser importante para el proyecto.

“Puede ser cualquier cosa. Foto álbumes, anuarios escolares, recortes, recortes de periódicos”, señala. “Yo incluso iría a escanear o fotografiar los artículos en casas de sus [propietarios] si no quieren que los objetos estén fuera de su vista”.

Nada del pasado del sur del Condado de Hillsborough es insignificante para Braund. “Realmente me emociona encontrar estas reliquias”.

¿Tiene una reliquia histórica que le gustaría sea incluida en el proyecto de archivo histórico? Email Kathleen Braund at Hillsborough Community College.

Traducción al español para 83 Degrees by Imelda Dutton. ¿Comentarios? Contacto 83 Degrees Media.

Read more articles by Joshua McMorrow-Hernandez.

 Joshua McMorrow-Hernandez is a feature writer for 83 Degrees Media in the Tampa Bay region of Florida.
Signup for Email Alerts
Signup for Email Alerts

Underwriting Partners