| Follow Us: Facebook Twitter Youtube RSS Feed

Wimauma - (español)

Features

On The Ground en Wimauma: Preparados o no, la transformacion esta en camino

To read this story in English, please follow this link.
 
Sereno homes development in Wimauma by Lennar.


VPK class at Reddick Elementary.

Carolina Galván, physician assistant, checks Gelacio Pacheco’s vital signs at the Suncoast Community Health Center in Wimauma.

Madga Setzer, nurse at La Esperanza health clinic in Wimauma, assesses health needs.


Beth-El Farmworker Ministry offers much needed services including worship to the Wimauma community.

Church of God in Wimauma.


Armando Rocha, five, is one of Jose and Reyna Rocha's 42 grandkids.

No es Mayberry, Carolina del Norte. Es Florida, y el Sheriff Andy Taylor y el subjefe Barney Fife no patrullan las calles. Pero para algunos antiguos residentes, Wimauma sigue siendo un lugar seguro y amigable que representa una época diferente.

Juanita Juárez, Coordinadora del centro de desarrollo infantil de la asociación Redland Christian Migrant Association en el poblado cercano Balm, es una de esas residentes, Nacida en Chicago, Juárez emigró al área con su familia de 13. Había gángsteres en Chicago, y su familia quería una vida mejor.

"Básicamente había una gran cantidad de campos alrededor de Wimauma. Eso fue bueno para mi familia porque eso es lo que solíamos hacer, trabajar en el campo”, dice Juárez.

Cuando era niña, Marcela Estévez Ancira of RCMAsu familia migraba entre Wimauma y Wauchula, FL, antes de finalmente comprar y establecerse en prácticamente un bloque entero en lo que se conoce como la villa de Wimauma. Es una zona que incluye supermercado de Wimauma y Walmart sobre la  carretera estatal 674, aproximadamente entre la carretera estatal 579 y la autopista 301, que los residentes llaman en broma el centro de la ciudad.

Ahora de 44 años, Juárez considera a Wimauma como su ciudad natal. “Estoy rodeada de mi familia”, dice. “Mi ciudad natal es un lugar en el que me puedo sentir segura. Puedo sentirme  bienvenida, y no lo quiero dejar. Es parte de mí”.

Ella ve a Wimauma como un pueblito rural, donde la gente es amable y echa la mano a quien la necesita.

Ella no está sola.

Jackie Brown, miembro de la junta directiva de la organización comunitaria Wimauma Community Development Corp.,  (Wimauma CDC, por sus siglas en inglés) recuerda haber crecido en Wimauma en un ambiente como Mayberry, la ciudad ficticia presentada en la década de 1960 en el show de televisión de Andy Griffith y su filial, Mayberry RFD. Ella se mudó, pero se sentía incómoda – como estar “encarcelada  detrás de ventanas bloqueadas” – en otros lugares. Así que ella regresó.

 “Wimauma está todavía relativamente cerrada al resto del mundo. Sigue siendo un lugar seguro para mí”, dice. “Es más segura que la mayoría de otros lugares."

Brown describe a Wimauma como un pueblo pacífico, donde la gente habla entre ellas cuando va al correo. O donde se pueden dejar las ventanas abiertas de la casa, sin miedo.

Asegura que hay un sentido de pertenencia, así sean Hispanos, blancos o negros. “Todos somos Wimauma”, explica Brown. “Siento que todavía somos una familia. Por eso me quedo.”First Prospect Baptist Church choir

Margaret Claritt, una maestra jubilada que sirve en la Junta directiva de Wimauma CDC, también se mudó fuera de Wimauma por un tiempo. Pero ella también regresó. E igualmente compara a Wimauma con Mayberry.

“Tenemos esa peculiaridad de conocer prácticamente a ‘todo el mundo’ en la ciudad”, dice. “En las grandes ciudades, siempre te tienes que estar cuidando la espalda. Yo siento que Wimauma ha sido siempre un lugar seguro para criar a los niños.”

Wimauma es una comunidad de 6,373 habitantes, con más de 73 por ciento de origen hispano, de acuerdo a estadísticas del censo de 2010. Alrededor del 35 por ciento entre 2011-2015 nacieron en el extranjero; un 54.5 por ciento en ese período de tiempo vivían en casas propias. El ingreso promedio entre 2011-2015 era de $25,717.

Wimauma está situado en lo que ha sido una zona rural en el sur del Condado de Hillsborough, al sur de Brandon, comunidad suburbana de Tampa.

Cómo inició la comunidad

La historia de Wimauma es contada en el libro de Tony Shuen y Tricia Smith "Migrant Farmworkers In Wimauma Area of Florida, Their Story with Pictures,''  (Trabajadores Migrantes en el Area de Wimauma, Florida, su Historia en Fotos). Era una pequeña comunidad citrícola desde 1875, pero que no tenía nombre hasta que el capitán C.H. Davis decidió ponerle uno muy único y singular utilizando las primeras letras de los nombres de sus tres hijas: Willie, Maude y Mary. El capitán Davis llegó en 1902 y ayudó a construir el ferrocarril Seaboard Airline Railroad conectando los poblados de Turkey Creek y Bradenton. También estableció una oficina de correos, el depósito del ferrocarril; la comunidad fue trazada cinco años más tarde e incorporada como ciudad en 1925.

Wimauma funcionó como ciudad hasta los 1930s. Aunque su acta constitutiva era válida durante décadas, la comunidad no podía sostenerse sin el apoyo del condado. Por lo que el acta fue eventualmente abolida, dicen sus residentes.

"Wimauma sigue siendo una zona adormilada en este momento. Pero crecerá”, afirma Bryce Bowden, asociado de bienes raíces comerciales en el área de South Shore en la compañía Turner Cole Co. de Tampa. “La progresión natural es que van a crecer hacia afuera.”

Entre 2011 y 2016, se emitieron 271 permisos para construcción de vivienda familiar y 12 permisos de vivienda para trabajadores del campo para el Plan del Area de la Comunidad de Wimauma (Wimauma Community Plan Area), indican registros. Entre 2000 y 2005, se emitieron 165 permisos para vivienda unifamiliar y 108 unidades de apartamentos multifamiliares. Permisos comerciales disminuyeron desde seis en el área del plan entre el 2000 y 2005 y en uno entre el 2011 y 2016.

La transformación está empezando

En el futuro inmediato, Bowden ve una comunidad mezclada con lo viejo y lo nuevo. “La demanda de vivienda se hace cada vez más predominante; y ahí se va la agricultura”, comenta Bowden.

El desarrollo comercial seguirá al de vivienda. “Están buscando el desarrollo de aproximadamente 10,000 tejados (viviendas) antes de que se muevan al área -- y aún no se ha llegado a esas cifras”, explica.

"I am the vine you are the branches."La carretera U.S. 301 está siendo ampliada a seis carriles entre la carretera estatal 64 y la carretera Balm, una distancia de cuatro millas, comenzando en el verano, de acuerdo con el Departamento de Transporte de la Florida. El proyecto de construcción de $49 millones está programado para completarse en la primavera del año 2020.

“301 será una zona comercial”, afirma Bowden. “Si usted está familiarizado con la ruta de la autopista 60 en Brandon... eso es lo que se va a ver en los próximos cinco años."

Mientras tanto, el panorama ya está cambiando alrededor de Wimauma. “Esto es prácticamente la única dirección en la que pueden ir si se trata de futuros desarrollos en el Condado de Hillsborough”, dijo Bowden. “Es donde la tierra está disponible a un precio razonable.”

Wimauma es una comunidad en transición. Pero la gente de Wimauma se está haciendo cargo  de su destino –de una manera inusual. Han comenzado a reunirse en la comunidad con otros que comparten sus deseos e impulso para una mejor vida en Wimauma.

Trabajando por un cambio sistémico 

Los ministerios franciscanos Allegany Franciscan Ministries es el motor número 1 en los esfuerzos de cambio, dice Barbara Mainster, quien ha estado envuelta en Wimauma desde la década de 1970. Hasta diciembre del 2016, Mainster fue directora ejecutiva de Redlands Christian Migrant Association (RCMA).

"Cuando un grupo como Allegany es parte del esfuerzo, es cuando se consigue que comisionados del condado escuchen”, afirma Mainster. "Allegany fue un increíble catalizador... Su participación trajo a personas a la mesa (de discusión)”.

Allegany ha dedicado tiempo y dinero, más de $1.18 millones, para ayudar a Wimauma a hacer un cambio sistémico. Se espera que brinden apoyo a la comunidad hasta el 2022, como parte de su iniciativa de Bien Común (Common Good) lanzado en 2014. Su objetivo es ayudar a tres comunidades de la Florida a construir lugares más seguros, más sanos donde las personas pueden prosperar.

“Están en un punto del cambio. Están listos para que su voz sea esuchada”, dice Cheri Wright-Jones, Vicepresidente Regional de Allegany en Tampa Bay. “Ellos [los habitantes de Wimauma] no pueden pagar para vivir en... las nuevas comunidades”.

Wright-Jones está trabajando con líderes de la comunidad para solucionar los problemas en las áreas de salud, autosuficiencia económica, nutrición, transporte y más. “Estamos allí como un recurso. Somos quienes estamos bajo sus alas”, dice.

El financiamiento basado en el lugar es una nueva experiencia para Allegany. “Estamos tratando de apoyar a los residentes para hablar sobre cómo vamos a recubrir los caminos, no rellenar  los baches”, dice.

Otro grupo que ha sumado esfuerzos es la fundación Community Foundation of Tampa Bay  https://www.cftampabay.org que ha comenzado a actuar como un coordinador para ayudar a las partes a trabajar juntos. Chuck Tiernan, su Director de Impacto Comunitario (Community Impact), afirma que este es también un nuevo papel para la Fundación.

“Nosotros realmente no hemos hecho esto”, dice Tiernan. “Nosotros hemos sido parte de otras cosas. No hemos tomado como obvio un papel de liderazgo."

La fundación también juega un papel similar para LEAP, Hillsborough College Access Network, la iniciativa que busca que más estudiantes de Hillsborough salten hacia al éxito de la universidad a su carrera.

“Creo que todo el mundo está de acuerdo en que vamos a progresar más juntos”, explica Tiernan.

La fundación comunitaria es “un poco como un casamentero”, explica, conecta filántropos a buenas causas en la comunidad.

Mantienen el rumbo: CDC de Wimauma, RCMA, la misión Beth-El y otros

Desde 1967, la agrupación de desarrollo Wimauma CDC, anteriormente conocida como Liga de Mejora de los Ciudadanos de Wimauma (Wimauma Citizens Improvement League), trabaja para mejorar la vida de los habitantes de Wimauma. A principios de la década de los 70, la organización fue instrumental para promover los derechos civiles, dijo Brown.

"Ellos se sienten como si fueran la parte olvidada del sur del Condado de Hillsborough", agrega Hazel Jackson, otro miembro de la Junta del CDC.
 
Durante décadas, RCMA y la misión de Bet-El http://beth-el.org también han servido al pueblo de Wimauma, uniendo manos con otras partes interesadas en el área.

“RCMA comenzó en una pequeña iglesia en Wimauma, y allí se ha expandido a seis guarderías, un programa de cuidado para después de la escuela y dos escuelas chárter", recuerda Mainster. “Nuestras alianzas tempranas comenzaron con las iglesias afroamericanas y crecieron para incluir la escuela primaria, que nos permitieron utilizar su agua durante muchos años."

“RCMA decidió abrir una escuela para dar una opción a las familias que querían que sus hijos continúen siendo orgullosos de sus raíces, y que al mismo tiempo sean ciudadanos fuertes en su país natal, Estados Unidos”, añade.

RCMA actualmente emplea a 215 en el "área metropolitana de Wimauma", dice.

Un estudiante a la vez

Miles y Barbara Capron, residentes de la ciudad de Sun City están entre quienes están dando tiempo y dinero para ayudar a Wimauma. Miles es miembro de la Junta fiduciaria de la Fundación Comunitaria (Community Foundation). Barbara es miembro de su Consejo de Shouth Shore, que suministra fondos de la Fundación a la zona.

Miles Capron, quien ha sido tutor durante al menos siete años, es voluntario de la primaria Wimauma Reddick y trabaja con tercer, cuarto y quinto grados. “Me motivo acerca de Wimauma, simplemente porque veo jóvenes que quieren aprender y están deseosos de aprender, y que vienen a la escuela limpios, aseados y con buen comportamiento”, indicó.

Tutores como Miles Capron hacen la diferencia, un estudiante al tiempo. “Es bueno tener una cara sonriente que se aproxima a ti”, observa el tutor de 75 años de edad. “Me llaman Sr. Miles."

Miles ve a la villa de Wimauma “siendo exprimida desde todas las direcciones” mientras la edificación llega a la zona. “Trae una importante afluencia de personas. En segundo lugar, elimina muchos campo de cultivo, donde... trabaja la comunidad", explica.

Los residentes saben que los cambios son inevitables. “Sabemos que vamos a cambiar”, admite Claritt. “Sólo necesitamos ver cómo vamos a hacer nuestra parte."

"Wimauma siempre fue racialmente dividida”, agrega Brown de 54 años de edad. "Todavía estamos trabajando en algunas cosas. Estamos trabajando juntos, ahora tenemos nuevas subdivisiones llegando (al pueblo)."

Su nuevo reto es llegar a estos nuevos residentes. “Parece ser una nueva segregación en el lugar con los residentes más nuevos", observa. “Tenemos que tener cuidado de no perder nuestra identidad."

Lea otras historias en la serie On The Ground de 83 Degrees Media. Traducción al español para 83 Degrees by Imelda Dutton. ¿Comentarios? Contacto 83 Degrees Media.

Read more articles by Cheryl Rogers.

Cheryl Rogers is an editor and feature writer for 83 Degrees Media in the Tampa Bay region of Florida.
Signup for Email Alerts
Signup for Email Alerts

Related Content

Underwriting Partners